Festival de birdies y águilas fue lo que se vio durante cuatro sensacionales días para el golf en Hawái, por cuenta de la reanudación de la temporada 2021-22 del PGA Tour en el Sentry Tournament of Champions.

El australiano Cameron Smith aprovechó las mejores condiciones en el campo de Kapalua en los últimos 24 años para no solamente quedarse con el primer título del año en la paradisíaca Maui, sino establecer un nuevo récord bajo par en la máxima categoría del golf mundial, llegando a cuatro victorias en el tour estadounidense.

El oceanico contó un global de 256 golpes (-34), con una tarjeta final de 65 golpes (-8) que le permitió ganar de manera tranquila este título de campeonato que reunió a los ganadores del año inmediatamente anterior.

El número uno del mundo, el español Jon Rahm, también intentó sumarse al festín, pero no logró hacerle sombra al australiano y terminó en la segunda colocación, a un golpe.

"Viejo, fue intenso. Fue algo muy loco, sabía que tenía necesidad de hacer más y más ver dispara ni siquiera estar primero, sino poder seguir metido en la pelea”, declaró Smith, qué se convirtió en el cuarto jugador en la historia en llegar a 30 o más golpes bajo par en cuatro días de juego en el PGA Tour.

En ese grupo están el sudafricano Ernie Els (-30 en este mismo campeonato en 2003 y ganador por ocho golpes de ventaja) y los estadounidenses Jordan Spieth (-30 aquí también en 2016 y ganador por 8) y Dustin Johnson, que hizo -30 en el Liberty National en los playoffs de 2020 cuando ganó por 11.

Las tarjetas de Smith fueron 65-64-64-65, un rendimiento que atestigua las buenas condiciones para hacer score que se presentaron en la isla hawaiana, con un campo prístino, ausencia de viento y greenes bastante suaves gracias a la lluvia que cayó en los días previos al inicio del certamen.

Rahm tampoco bajo del 66 y fue uno de los tres jugadores en igualar el récord del campo Plantation en la semana, con un 61 el tercer día. En total, hizo 32 birdies, igualando el mejor récord del PGA Tour para un torneo de 72 hoyos, de Paul Gow en el B.C. Open y de Mark Calcavecchia en el Phoenix Open, los dos en 2001.

El también australiano Matt Jones, que también igualó el récord del campo el sábado, terminó en la tercera posición con -32, seguido por Patrick Cantlay, cuarto en -26.

Vea POSICIONES FINALES

Nuestras redes sociales