El campeón del Abierto Británico, el australiano Cameron Smith, alcanzó un jugoso premio luego de su decisión de pasarse a las LIV Series y en apenas su segundo torneo de dicho tour se quedó con la victoria en el LIV Golf Invitational-Chicago.

Smith solo fue amenazado brevemente en la tercera y última ronda y luego de tarjeta de 68 (-3) se alzó con el trofeo y, en especial, con el premio. Uno de los momentos clave fue un putt de 10 pies para par en el hoyo 13, y ni Dustin Johnson ni Peter Uihlein pudieron hacer lo suficiente para alcanzarlo.

Smith ganó cuatro millones de dólares con este triunfo, con un total de 200 golpes (-13). "Creo que tuve que demostrarme a mí mismo y a otras personas que sigo siendo un gran jugador, sigo estando aquí para ganar torneos de golf", dijo Smith. "No tuve mi mejor material, pero me mantuve firme e hice algunos putts".

Johnson (70) y Uihlein (69) hicieron cada uno un birdie en el hoyo 18 de par 5 en Rich Harvest Farms y empataron en el segundo lugar, ganando cada uno 1,8 millones

El birdie de Johnson permitió a su equipo ganar por cuarta vez consecutiva, lo que significó 750.000 adicionales para Johnson, Talor Gooch, Patrick Reed y Pat Perez. En los cinco eventos que Johnson ha jugado, ahora ha ganado un poco más de 12.5 millones.

El equipo de Uihlein (Brooks Koepka como capitán) terminó en segundo lugar, con un valor de 375.000 para cada miembro del equipo. Con el subcampeonato en individual y equipo, Uihlein cosechó casi 2.2 millones el domingo.

El español Sergio García, criticado la semana pasada por retirarse del BMW PGA Championship en Inglaterra después de una ronda y presentarse al margen del partido de fútbol americano Alabama-Texas, tuvo un 67 y empató en el cuarto lugar con Joaquín Niemann (68), el mejor de los latinos nuevamente en esta oportunidad.

Vea POSICIONES FINALES

Nuestras redes sociales

Simple Social Media Stream: There is no feed data to display!