La cancelación de la temporada 2020 de los llamados circuitos satélite del PGA Tour dejó sin actividad a un gran número de jugadores alrededor del mundo. El Mackenzie Tour PGA Tour Canadá, el PGA Tour China y el PGA Tour Latinoamérica, como se sabe, no tendrán acción en esta temporada por cuenta del COVID-19, dejando sin acción a miles de golfistas en distintas regiones del planeta.

Pensando en esta situación, el PGA Tour estaría considerando la opción de poner en marcha de una serie de competencias en Estados Unidos para intentar, en parte, ayudar a los jugadores de dichos circuitos en estos meses en los que no habrá juego.

Así lo comunicó el circuito estadounidense a mediados de esta semana, en una comunicación enviada a los jugadores y en respuesta a la situación de incertidumbre que se cierne sobre dichos tours y el futuro próximo de su funcionamiento.

El tour canadiense y el circuito chino ya confirmaron que la temporada 2020 no se llevará a cabo, mientras que el PGA Tour Latinoamérica ha guardado silencio de manera oficial frente a lo que sucedería en los próximos meses. Sin embargo, varios de los jugadores ya tienen la información que el plan del circuito está en poder retomar la competencia en las últimas semanas del año, contándola como parte de la campaña 2020-21.

Esta situación permitiría también reacomodar igualmente los torneos que se mantienen hasta el momento, ya que también se supo que algunos de los organizadores de los certámenes inicialmente confirmados no podrán cumplir con lo programado tras la pandemia.

Un mini tour con competencias a 54 hoyos, con corte luego de los primeros 36 y bolsas promedio de 100.000 dólares es lo que plantea el PGA Tour, el cual adelantó que la propuesta está sobre la mesa, en una primera etapa exploratoria. “Estamos analizando el interés que tendrían nuestros jugadores y las alternativas, antes de desarrollar este plan a profundidad”, argumentó el correo electrónico enviado a los golfistas de estas tres giras.

Y si bien el tour favorecería en mayor medida a los jugadores estadounidenses, o a los integrantes radicados en dicho país, la ausencia de otras posibilidades de competencia en el futuro cercano empujaría a los golfistas a acoger esta posibilidad.

Entre los estados que recibirían los torneos de este mini tour se cuentan Georgia, California, Florida, Texas, Arizona y las dos Carolinas, dejando la posibilidad de crear torneos en sedes geográficamente cercanas para evitar largos desplazamientos y costos superiores.

 

 

Nuestras redes sociales

Simple Social Media Stream: There is no feed data to display!