El golf, constantemente, entrega noticias emocionantes. Este fin de semana, el protagonista de esas emociones fue sin duda el inglés Richard Bland, el ganador del British Masters en el Tour Europeo.

Ganar en uno de los circuitos más competitivos del planeta es, de por sí, algo impresionante. Pero lograrlo luego de 25 años de intentarlo, de 478 torneos y cuando el retiro era el camino planeado, encierra un valor especial, único, impresionante.

Bland lo hizo. Levantó su primer trofeo al superar en el primer hoyo de desempate al joven italiano Guido Migliozzi, demostrando que la persistencia, la pasión y las ganas de sobresalir no tienen fecha de caducidad.

Bland, de 48 años, y Migliozzi terminaron en 275 golpes (-13) los cuatro días de juego en The Belfry para forzar el desempate en el que el inglés ganó en el primer hoyo extra con par, mientras su oponente fallaba para ‘bogey’.

"Lo logré", dijo un emocionado Bland, que se convirtió en profesional en 1996. El inglés se convirtió en el ganador por primera vez de mayor edad en el Tour Europeo.

"Mi juego se había desarrollado de la manera correcta y había trabajado muy duro, como saben, hemos trabajado muy duro. Le pegué bien a la bola esta semana, volví a usar mi anterior ‘drive’… no soy El pegador más largo del circuito, por lo que sabía que tenía que darle bien para no tener problemas y poder sacar ventaja”, aseguró Bland, que sólo cometió un ‘bogey’ en las cuatro rondas de juego.

El finlandés Mikko Korhonen, el inglés Dave Coupland y el polaco Adrian Meronk terminaron terceros, un golpe detrás de Bland y Migliozzi con el también local Andy Sullivan y el surafricano Dean Burmester un golpe más atrás.

Vea POSICIONES FINALES

Nuestras redes sociales