Desde hace ya algunas temporadas, Titleist ha ido modificando el perfil que quiere mostrar a sus clientes, pasando de ser considerada como una marca dirigida a los jugadores Scratch a una fabricante de verdaderas ayudas para los golfistas más ‘terrenales’, los que son en realidad la base de la pirámide en la industria.

Tras evolucionar su desarrollo bajo de la referencia AP (los 2 dirigidos a jugadores clásicos de hierros largos, los 1 para mejorar el juego y los 3 para ganar en distancia), la compañía estadounidense presentó entonces la línea T, continuando con esta premisa, presentando los T400, los cuales se han convertido en una nueva alternativa que ha permitido a muchos golfistas el mejorar en su juego.

“Entendemos que todos buscamos que nuestros palos nos den una mano y creo que hemos logrado llegar a eso, el poder servir a los jugadores”, comentó Josh Talge, Vicepresidente de Mercadeo de Titleist. “Así como los drivers TS1, los hierros T400 responden a las necesidades de millones de golfistas porque reúnen las cualidades que muchos buscan”, agregó.

Estos hierros muestran un diseño ancho, con un cuerpo cóncavo que maximiza el ‘forgiveness’ en tiros regulares. Para ayudar en ello, el modelo cuenta con una alta densidad de tungsteno, liberando peso para proporcionar un Centro de Gravedad más bajo. Entre los hierros 5 al 7 Titleist incluyó una delgada capa de recubrimiento tipo SUP-10 para darle más yardas en cada tiro. La base, bifurcada, también ayuda a elevar el palo del césped.

Los Titleist T400 también presentan longitudes progresivas de las caras y en la base, así como nuevas longitudes de ‘hosel’ que entrega un diseño afilado y nuevamente un mejor manejo del Centro de Gravedad.

Con un ‘swing’ de baja velocidad, la necesidad de generar el mayor beneficio en virtud del peso con cada gramo ahorrado resulta clave. Esto se traduce en un mejor desempeño, en especial con el ‘grip’ tipo Golf Pride Tour Velvet 360 Lite+ con el que viene este nuevo modelo.

En varillas, se empleó la True Temper’s AMT Red, así como la Mitsubishi Fubuki MV IR en grafito, con un peso cercano a los 50 gramos y que reduce como se dijo el peso en comparación con hierros estándar, esto en la configuración inicial y la cual puede ser modificada con distintas variables.

También cambia el ‘loft’, con un rango desde el hierro 5 al pitching no superior a los 38 grados. “Empleamos la mejor tecnología que tenemos y el diseño también nos ayuda a alcanzar nuevas áreas de desarrollo. Teníamos la duda de si con esta combinación de tungsteno y forma el ángulo de lanzamiento no se vería afectado, en especial con este ‘loft’ bajo. Resultó que sí, que los números fueron impresionantes”, aseguró Marni Ines, Director de Desarrollo de hierros en Titleist.

Los T400 fueron presentados a finales de marzo en las tiendas y se constituyen en una gran alternativa para mejorar nuestro juego para los próximos días, cuando se dé el esperado regreso del golf en distintos países. Encuentre este y otros modelos de distintas marcas pronto en nuestra tienda en línea Golf Fest


Nuestras redes sociales